• yogasohamgraciela

VIVIR

Actualizado: 17 de may de 2019

Todos perseguimos vivir sin enfermar, sin dolor, sin trastornos, sin sufrimientos. Podemos ser más o menos conscientes de nuestro cuerpo, de cómo queremos vivir, ó de que deberíamos de hacer para conseguirlo.Pero estamos unidos por el mismo deseo: perdurar y hacerlo bien ó lo mejor posible. El problema es que nos perdemos en el “cómo lograrlo”.

Estamos programados para envejecer saludablemente, pero actualmente llegamos a la edad madura con demasiados medicamentos* , y poca consciencia de que muchas de las dolencias que padecemos se podrían haber evitado.Sin embargo, curiosamente, muchos pensamos que es parte del proceso de envejecer.

Mas allá de casos excepcionales, ( a los que muchas veces nos aferramos como excusa para seguir enganchados a situaciones tóxicas), somos lo que comemos, lo que sentimos, lo que pensamos, lo que respiramos, en definitiva, somos lo que vivimos .

Más que probado ya, que trastornos tan comunes como la fatiga crónica, problemas digestivos, pérdida de memoria, insomnio, asma, problemas hormonales, dolores físicos, problemas respiratorios, estrés, nos restan calidad de vida, impiden que nos desarrollemos con todo nuestro potencial y nos hacen enfermar.

La buena noticia es que podemos revertir casi todo tipo de situaciones, tenemos una gran capacidad transformadora.

“Sólo” debemos de crear nuevos y saludables hábitos, debemos de salir de nuestra zona de confort, cambiar el sentido de la mirada y hacer todo lo posible por generar nuevas actitudes, que generen nuevos comportamientos ,que generen nuevas experiencias y que terminen cambiando la química de nuestro cerebro y lo negativo pase a ser positivo.

Es evidente que no es un camino fácil y muchas veces nuestra propia percepción nos engaña, pero creo que es ya una obligación ser más conscientes de cómo somos y de cómo funcionamos, y, comprender por fin que en nosotros está la posibilidad del cambio.

Mucho más fácil es dejarnos llevar por la corriente, asumir la enfermedad como algo inherente a las etapas de la vida y sencillamente dar por sentado que tiene que ser así.

Pero en muchos casos podemos sentirnos mejor con pequeños cambios en nuestro día a día como movernos, alimentarnos saludablemente, pensar de manera positiva, reír, bailar, mantenernos activos y curiosos, trabajar nuestra parte emocional, ser flexibles, dejarnos sorprender, etc.

Y lo de menos es en el punto en que estemos, cuántas veces tengamos que recomenzar o cuántas veces retrocedamos. Lo importante es continuar, lo verdaderamente importante es decidir vivir con más plenitud y consciencia en este presente que nos está tocando vivir.

Porque estamos aquí para ser felices, para VIVIR ( con todas las letras y con mayúsculas),para aprender y para transmitir, y es imprescindible un cambio, el mío en primer lugar .

Ánimo, GRA


*Aclaro que no estoy en contra de la medicina, esa que salva muchas vidas, estoy si en contra de el tratamiento del síntoma “per se”, sin profundizar en la causa.



**** la fotografía pertenece a la Asociación Profesional Española de Naturopatía y Bioterapia

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo